VODAFONE CONDENADA A INDEMNIZAR

VODAFONE CONDENADA A INDEMNIZAR A MÁS DE 8 MILLONES DE CLIENTES POR LA INTERRUPCIÓN DEL SERVICIO DE TELEFONÍA MÓVIL EN FEBRERO DE 2003

Vodafone tendrá que hacer frente a unas indemnizaciones cuyo coste global alcanza la cantidad de 3.188.988 euros

La sentencia impone para el cálculo de las indemnizaciones una Orden del Ministerio de Presidencia que ya estaba en vigor cuando se produjo el apagón y que Vodafone se negó a aplicar

Ausbanc va a solicitar la ejecución provisional de la sentencia y pide a todos los usuarios con derecho a indemnización que la cobren por pequeña que sea para evitar que casos como este se repitan en el futuro

El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Alcobendas ha estimado íntegramente las demandas interpuestas por la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios ( Ausbanc Consumo ) y la Asociación de Usuarios de Servicios Financieros ( Ausbanc Empresas ) y condena a Vodafone a indemnizar a todos sus clientes de telefonía movil a fecha 20 de febrero de 2003 que fueron afectados por el corte injustificado del servicio que padecieron aquel día y que el juez estima en 9 horas. Asimismo establece la forma de calcular la indemnización y le obliga a tener en sus oficinas comerciales impresos que faciliten el trámite para el cobro de las indemnizaciones.

Se trata, sin exagerar, de la sentencia más importante en la historia del mundo del consumo:

a).-Porque beneficia a personas de distintos ámbitos de la vida española (jóvenes, mayores, ancianos, autónomos, profesionales, pequeños empresarios, grandes empresarios, etc).

b).- Porque beneficia a numerosas empresas

c).- Por el número de beneficiados que supera los 8 millones y medio de usuarios, cuando hasta ahora la sentencia más importante era la dictada contra Caja Madrid por el redondeo al alza en sus préstamos de garantía hipotecaria a tipo de interés variable que afectaba a 270 mil familias.

d).- Por la relevancia de la empresa condenada. Vodafone se califica a si misma como la empresa de telefonía móvil más importante del mundo. Está, implantada en cuatro continentes: Europa (Reino Unido, Alemania, Italia, España, Albania, Grecia, Hungria, Irlanda, Malta, Holanda, Portugal, Suecia, Bélgica, Francia, Polonia, Rumania, Suiza), África (Egipto, Kenia, República Sudafricana), América (Estados Unidos) y Asia (Japón, China, Australia, Nueva Zelanda e Islas Fiji), con casi 12 millones de clientes actualmente en España y 165 millones en el mundo, con una facturación global que supera los 60 mil millones de euros.

e).-Porque esta resolución judicial evidencia que España es un Estado de Derecho con unas normas de protección al consumidor que deben cumplirse por parte de todos, sin que importe el poder de la empresa demandada.

Ausbanc Consumo días después de producirse la interrupción del servicio de telefonía móvil de Vodafone convocó el 27 de febrero una rueda de prensa en la que participaron como invitados representantes de otras organizaciones de autónomos y pequeños y medianos empresarios como ATA, UPTA y CECOMA así como letrados de Ausbanc Empresas . En este acto se recordó que el artículo décimo, párrafo primero de la Orden del Ministerio de Presidencia 361/2002 , de 14 de febrero, que desarrolla, en lo relativo a los derechos de los usuarios, el título IV del Real Decreto 1736/1998 , preveía la situación planteada estableciendo en estos casos una indemnización para los afectados y la forma de calcularla:

“ Cuando se produzcan interrupciones temporales del servicio telefónico disponible al público, el operador deberá indemnizar al abonado con una cantidad que será, al menos, igual al promedio del importe facturado por este servicio durante los tres meses anteriores a la interrupción, prorrateado por el período en el que se efectúe la interrupción. El contrato de abono del servicio telefónico deberá recoger los términos y condiciones en que se dará cumplimiento a esta obligación”.

Y esta es justamente la disposición, vigente ya el día del corte del servicio, que impone el juez para el cálculo de las indemnizaciones, a efecto de las cuales tienen derecho todos los particulares o empresas con contrato en vigor el día 20 de febrero de 2003, incluidos los de prepago. En su momento, Vodafone pudo aplicar esta norma y no lo hizo maquinando una pretendida compensación no ajustada a derecho y que el Consejero Delegado, Francisco Román , afirmó, contaba con la aprobación de la administración y las asociaciones de consumidores. No era verdad. La administración no puede ir contra las propias normas que elabora y, al menos, no todas las asociaciones de consumidores habían dado su visto bueno – la demanda de Ausbanc y la sentencia son la muestra -, ni tampoco las de autónomos y pymes. En un Estado de Derecho hay que ser respetuoso con la normativa y no adoptar conductas arbitrarias decidiendo unilateralmente a quien, como, cuanto, donde y en que forma se van a realizar indemnizaciones a las que tienen derecho los clientes.

Según la sentencia y en base a la facturación de Vodafone en los tres meses anteriores a la interrupción del servicio, deducidos de las cifras de sus balances, el importe global de las indemnizaciones supera los 3 millones de euros (3.188.988). Claro que si el apagón se produjera hoy, lo que no se descarta sobre todo en lugares de gran afluencia turística, el coste sería mayor y alcanzaría los 5.299.992 euros Cierto es que si se consideran individualmente, las cantidades no son importantes. Así un autónomo o pequeña o mediana empresa que consuma una media de mil euros al mes tendrá derecho a una compensación de 12.51 euros, mientras que un particular cuyo consumo sea de 300 euros mensuales tendrá derecho a 3.51 euros (Ver cuadros adjuntos). Estas cantidades pequeñas inhiben a los usuarios a presentar demandas individualizadas y facilitan actitudes abusivas por parte de las empresas. Sin embargo, la legislación española prevee las acciones colectivas que permiten agrupar los intereses de estos afectados, como la llevada a efecto por Ausbanc Consumo y Ausbanc Empresas . La sentencia, en este sentido, tiene un gran valor ya que le recuerda a Vodafone que debe ofrecer un servicio de calidad y que en relación con sus clientes debe cumplir estrictamente con las dispociones establecidas.

Ausbanc ya ha hecho su trabajo y lo seguirá haciendo. Ahora solicitará la ejecución provisional de la sentencia e invita a todos los afectados con derecho a indemnización que la cobren por pequeña que sea. De esta forma se estará pidiendo a Vodafone respeto y las inversiones necesarias para recibir el servicio de calidad al que tenemos derecho.

What do you think?

3 points
Upvote Downvote

Total votes: 53

Upvotes: 28

Upvotes percentage: 52.830189%

Downvotes: 25

Downvotes percentage: 47.169811%

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *